Trabajando en Otoño

Esta temporada ha sido de grandes retos en donde las flores han sido como siempre motivación y leal compañía.  

Ellas siguen trayendo personas bellas a mi vida, que aman la naturaleza y quieren acompañar sus momentos con su armonía y color. Trabajar con flores no sólo es fuente de inagotable inspiración, es una catarsis en donde todo se centra, el mundo se detiene, y cada elemento se reacomoda de manera apacible y se es uno con el todo.

Sigo trabajando y creando, colaborando con personas creativas y sorprendiéndome de la individualidad perfecta de cada flor.  Reconectando y valorando el tener y formar parte de un mundo de inconmensurable belleza y equilibrio.

 

IMG_1443.JPG
IMG_1444.JPG